Las declaraciones del Concilio de Trento sobre el Sacramento de la Penitencia

Las declaraciones del Concilio de Trento

sobre el Sacramento de la Penitencia

 

Carlo Collo, en el capítulo 10 de su magnífico libro titulado Reconciliación y Penitencia. Comprender, vivir, celebrar, nos presenta una interesante reflexión sobre las declaraciones del Concilio de Trento sobre el santísimo sacramento de la Penitencia. Collo nos pone al tanto de los propósitos del Concilio Tridentino: presentar la doctrina católica acerca de la penitencia, la conveniencia de la praxis tradicional y poner fin a los abusos introduciendo las reformas necesarias. El Concilio, por tanto, no pretendió responder a todos las objeciones de la Reforma protestante.

Como sabemos, este importante tema se trató en la sesión XIV, la IV celebrada en tiempo del sumo Pontífice Julio III, el 25 de noviembre de 1551, y versó sobre los siguientes aspectos: Capítulo I, De la necesidad e institución del sacramento de la Penitencia; Capítulo  II, De la diferencia entre el sacramento de la Penitencia y el Bautismo; Capítulo III, De las partes y fruto de este Sacramento; Capítulo IV, De la Contrición; Capítulo V, De la Confesión; Capítulo VI, Del ministro de este Sacramento, y de la Absolución; Capítulo VII, De los casos reservados; Capítulo VIII, De la necesidad y fruto de la Satisfacción y Capítulo IX, De las obras satisfactorias.

Leyendo a Collo queda patente que las declaraciones doctrinales del Concilio de Trento sobre el sacramento de la penitencia tienen que entenderse como respuesta a cuestiones bastante precisas y entonces actuales en la controversia con los grandes exponentes de la Reforma. Este contexto y esta intención son de gran importancia para la interpretación del decreto tridentino sobre el sacramento de la penitencia.

Las cuestiones sobre la reconciliación y el sacramento de la penitencia que se discutían en el siglo XVI entre los católicos y los reformadores, tocaban entre otras cosas: la institución de la penitencia por Jesucristo como un sacramento distinto del bautismo; la relación de la fe que justifica, con el arrepentimiento, la confesión, la satisfacción y la absolución sacramental; la obligación de confesar todos los pecados graves, más concretamente si tal confesión es posible y si está postulada por Dios o sólo por la Iglesia, si está en contradicción con la justificación por la fe, si conduce a la paz o a la intranquilidad de la conciencia; la función del confesor, más concretamente si se le puede describir adecuadamente como anunciador de la promesa incondicionada de la remisión de los pecados por Dios en atención a Cristo o si tiene que ser designado también como médico, guía de almas, restaurador del orden de la creación perturbado por el pecado y como juez.

Como respuesta a estas cuestiones el Concilio de Trento enseñó sobre la confesión sacramental que ésta sirve al bien espiritual y a la salvación del hombre, y, por cierto, sin conducir necesariamente a la intranquilidad de la conciencia; al contrario, el fruto de este sacramento es frecuentemente la paz y la alegría de la conciencia y el consuelo del alma; es una parte necesaria dentro del sacramento de la penitencia, el cual de manera inconveniente se reduciría al anuncio de la promesa incondicionada del perdón divino por los méritos de Cristo; tiene que ser clara e inequívoca cuando se trata de pecados mortales; esta obligación no existe para el caso en que es imposible acordarse de los pecados; la confesión completa de los pecados mortales está exigida por la voluntad salvífica de Dios, para que la Iglesia, por el orden consagrado, pueda ejercitar la función de juez, médico, guía de almas, restaurador del orden de la creación perturbado por el pecado.

 

Collo, Carlo, Reconciliación y Penitencia. Comprender, vivir, celebrar. Madrid 1995.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s