MEMORIAS DEL SUBSUELO

MEMORIAS DEL SUBSUELO,

de Fiodor Mijailovich Dostoievski.

La Modernidad,

en conflicto consigo misma

La pretensión  de Dostoievski en esta novela es ofrecernos una crítica a esa época en la historia del hombre que se ha dado en llamar Modernidad. Recuerdo que en las clases de Metodología (impartida por Marie Mette Wacher), señalábamos que la Modernidad nació en conflicto consigo misma, como puede evidenciarse en dos aspectos contrapuestos: la Razón por un lado y las emociones y sentimientos por otro. Contra el predominio exclusivo de la Razón reaccionaron la tradición romántica y la hermenéutica.

Dostoievski también lo hace, muy a su manera, con su realismo psicológico, en «Memorias del subsuelo». El hombre del subsuelo hace una crítica mordaz e irónica a la preeminencia que se da a la Diosa Razón y cuestiona el palacio de cristal que se construye o que se pretende construir con ella.

La razón es sólo razón

Crítica también las pretensiones de que el hombre puede cambiar su conducta guiado por la Razón y por sus intereses superiores. Pone en evidencia que la razón es sólo la razón, y que ésta no hace más que satisfacer las necesidades racionales del hombre.

Pero contrapone a ella otro aspecto que no se toma en cuenta: el hombre es un manojo de deseos. De hecho, el deseo es la manifestación de la vida misma, de toda la vida y lo abarca todo, desde la razón hasta el simple impulso de rascarse. Para el hombre del subsuelo, la razón equivale sólo a un vigésimo del todo.

Contra el statu quo

El hombre del subsuelo es alguien que está en conflicto con la mentalidad dominante de su  época, no encaja en la escala ni el diagrama que la Modernidad ha diseñado para los hombres.

No acepta ese palacio de cristal, porque la misma historia de la humanidad se presenta a sus ojos como algo poco racional y añade a su juicio el sentido de la vida del hombre consiste en demostrarse a sí mismo, a cada instante, que es un hombre, y no una tecla de piano; es decir, sólo una pieza en el palacio de cristal, regida por las leyes de la naturaleza, la aritmética y la lógica. Leyes estas que no concuerdan con lo que el hombre del subsuelo denomina ley humana.

Buscar en el hombre al hombre

Esta parece ser otra pretensión de Dostoievski, puesto que penetra en las honduras del alma humana. Aquí explora el subsuelo, esa región que yace en el fondo del alma y cuya existencia el hombre ignora. De hecho, son necesarias circunstancias excepcionales para que este fondo surja a la superficie.

Esto pone en evidencia que los seres humanos nos manifestamos llenos de contradicciones. Por eso Dostoievski nos muestra las grandezas y los abismos de los hombres en una tormenta llamada vida.

Una novela realista

En esta novela observamos elementos que nos llevan a catalogarla como una novela realista. En efecto, Dostoievski le da preeminencia a los aspectos negativos, en detrimento de los positivos; puesto que nos presenta los aspectos crudos de la naturaleza humana. Y lo hace explicando hasta los más mínimos detalles, con el fin de que el lector logre apreciar también la realidad, así como él la ve. En «Memorias del subsuelo», por ejemplo, analiza las emociones, las ideas, los pensamientos y sentimientos del hombre del subsuelo. Y utiliza como recurso el escribir las memorias, es decir, la introspección larga y detallada, haciendo un examen despiadado del personaje en cuestión, que nos describe crudamente sus pensamientos, deseos y los móviles de cada una de sus acciones.

En suma, nos presenta la complejidad del hombre, del ser humano, al que describe como horriblemente sanguinario y fenomenalmente desagradecido. Un bípedo desagradecido, esta es su definición del hombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s