De regreso en México

El 23 de abril, día de san Jorge mártir, salí del aeropuerto internacional de la ciudad de México. Desde el seminario al aeropuerto me acompañaron el padre diácono Mayolo, Luis Alfredo y Juan Carlos. Les agradezco mucho su disponibilidad.

Recuerdo que poco antes de salir escuché brevemente las noticias. Se habló un poco de la influenza, pero no era para alarmarse, tanto que pude ingresar sin problemas a la Unión Europea.

Fue un viaje sin contratiempos, donde pude disfrutar la compañía de una buena señora, originaria de Chiapas, que estaba haciendo un viaje kilométrico sin interrupción alguna, salvo las necesarias para transbordar: Tuxtla Gutiérrez-México-Madrid-Barcelona-Londres-York. Yo estaba haciendo algo parecido: México-Madrid-Roma-Palermo y de ahí, a Trapani, donde viven las hermanas.

La señora muy amablemente me permitía mirar por la ventanilla del avión. Así pudimos mirar la impresionante costa de la Florida.

Llegué a Madrid el 24 de abril por la mañana e inmediatamente transbordé para viajar a Roma. Ese día era muy significativo para mí, no sólo por haber pisado tierra europea, sino porque ese día se cumplían cuatro años del solemne inicio del pontificado del Santo Padre Benedicto XVI.

Poco a poco les iré comentando mis experiencias e impresiones de este viaje tan especial.

Anuncios

Un comentario

  1. Padre Jorge :
    Me alegra mucho el saber que te encuetras tan bien ,y aunque estrañamos tus escritos ,ahora gozaremos de tus experiencias misioneras en culturas tan diferentes.
    Bienvenido y un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s