El decálogo del deporte según Benedicto XVI

Como saben, el deporte no es mi fuerte. Pero tampoco es lo fuerte en Joseph Ratzinger (Benedicto XVI), como lo reconoce él mismo en su libro Mi vida (1927-1977). Pero eso no es un obstáculo para opinar sobre este aspecto tan relevante.

Jesús de las Heras, sacerdote y colaborador de la cadena COPE, nos ofrece la visión que tiene del deporte el Papa Benedicto XVI, como una manera de acercamiento a Dios y a los demás, desde un sano espíritu de competitividad y realización personal.

¡Alegre la mañana, amigos y amigas de la Cope! He aquí hoy, en forma de decálogo, la visión cristiana del deporte según Benedicto XVI.

1.- El deporte ofrece al mundo un espléndido espectáculo de disciplina y de humanidad, de belleza artística y de tenaz voluntad.

2.- El deporte conduce a la vitalidad de la juventud cuando no se rechaza el cansancio de los duros entrenamientos y se aceptan voluntariamente no pocos sacrificios, lo cual constituye una importante lección de vida.

3.- El deporte, practicado con pasión y vigilante sentido de la ética, se convierte en escuela de sano espíritu competitivo, de formación humana de valores espirituales y de crecimiento personal y el contacto con la sociedad.

4.- El deporte permite tomar conciencia de las grandes potencialidades con que Dios ha dotado al cuerpo humano. ¡Cómo no dar gracias a Dios por haber dotado al cuerpo humano de tanta perfección, por haberlo enriquecido de tanta belleza y armonía!

5.- La Iglesia sigue y atiende al deporte no solo como un fin en sí mismo sino también y sobre todo como un medio, como un precioso instrumento para la formación perfecta y equilibrada de toda persona.

6.- San Pablo considera el deporte como un auténtico valor humano y lo utiliza no solo como metáfora de los altos ideales éticos y ascéticos, sino también como un medio para la formación integral del hombre.

7.- Los deportistas, desde el esfuerzo y la ética, son modelos para sus coetáneos y su ejemplo ayuda para un futuro mejor de la humanidad.

8.- El mundo del deporte puede contribuir a favorecer la afirmación de los jóvenes en los valores importantes como la lealtad, el esfuerzo, la perseverancia, la amistad, la necesidad de formar equipo y la solidaridad.

9.- El deporte, a través de su lenguaje universal y su difusión a través de los medios, ha de transmitir mensajes positivos a toda la humanidad y ha de contribuir así a construir un mundo más fraterno y más solidario.

10.- Es preciso de fomentar el deporte de acuerdo con los más altos valores humanos para que favorezca el sano desarrollo físico de quienes lo practican, y sea así una propuesta de valor educativo para todos. Buenos días.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s