AGORA El fraude de Amenábar

 

AGORA
El fraude de Amenábar
 
Director:  Alejandro Amenábar
Intérpretes:  Rachel Weisz, Max Minghella, Oscar Isaac y Rupert Evans
Nacionalidad:  España-Malta, 2009
Fecha estreno:  09/10/2009
Duración: 
 
El fraude de Amenábar

Como hiciera con Mar adentro, Alejandro Amenábar se reinventa y cuenta una historia real a su manera, sin preocuparse de transmitir la verdad. Ahora la persona mitificada es Hipatia, una astrónoma y filósofa del siglo IV asesinada en Alejandría por una multitud violenta.

Cinematográficamente hablando, suponiendo que este apartado interese a alguien (dada la polémica suscitada por esta película), Agora es una película mal resuelta enmarcada  en unos impresionantes decorados creados en Malta que se han llevado la mitad del presupuesto de la película (50 millones de euros). Y ello se debe a que resulta una película fría, con diálogos pobres y secuencias científicas que caen en la pedantería en muchas ocasiones. Salvo la figura de Orestes, el resto de los personajes, incluido Hipatia, parece que tienen poco que decir para rebatir sus teorías por más que la protagonista principal (a la que describen tolerante, como no podía ser de otra manera) sea claramente un “alter ego” de Amenábar al declararse atea y creyente de la filosofía…

Pero, evidentemente, la pregunta del millón es si esta película es anticristiana. Claramente sí, desde el momento en  que los cristianos (llamados parabolanos en la película) son mostrados como los más violentos y peligrosos de la turbulenta Alejandría, a la par que machistas y  contrarios al progreso, la cultura  y  la razón; eso sin contar que lucen el aspecto físico e indumentaria de los talibanes actuales…Porque, aquí radica, el principal meollo de toda la película: Agora es un compendio de tópicos progres. A saber: Jesús era magnífico pero no sus seguidores y  la civilización  antigua era un prodigio de ilustración “de no haberse dado ese traspiés que fue la Edad media y la caída del Imperio Romano, y de no haberse paralizado el mundo durante 500 años”, dice Amenábar

Con estos prejuicios, era lógico que Amenábar haya ido a la yugular de lo que denomina  el fanatismo de la intolerancia religiosa. Lo curioso es que para ello tenga que volver la vista atrás y no refleje los integrismos actuales: ¿será por miedo?

Como bien recogía Hispanidad en el artículo de Pablo Ginés del pasado día 6 de octubre, la Hipatia que retrata el director español no es la real, otra cosa es que a los espectadores se les advierta de que se encuentran ante un peplum con tanta ausencia  de base histórica como el entretenido Gladiator. 

Para: Los que quieran ver una historia del mundo antiguo con mucha tergiversación y poca base real

Juana Samanes
Anuncios

6 comentarios

  1. Bueno, concedo que la película parece tener una visión maniquea y simplista de los eventos históricos del siglo IV de la Era Común,presentando a los cristianos como la encarnación de los males del fanatismo y la ignorancia y a la filósofa neoplatónica Hipatia como la personificación de la luz de la razón y la tolerancia, pero la realidad histórica fue mucho mas compleja que eso y no creo que sea simplemente una lucha de los buenos contra los malos. Lo que si creo que ustedes cristianos tienen que reconocer es que en libro de la historia de su religión hay mucha basura y mucha porqueria,ni mas menos que en el caso del Islam, asi que ya dejense de siempre querer aparecer como las victimas porque ustedes en muchas ocasiones también han sido los victimarios, y no venga mi estimado señor conque los cristianos nunca han sido misóginos, machistas, intolerantes y fanáticos, cualquiera que hay leído la Summa Theologica de Tomas de Aquino sabra a lo que me refiero…asi que ustedes no tinen ninguna autoridad moral como para estar viendo la basura de otros religiones como el Islam cuando ustedes mismos estan sentados sobre una pila de porqueria, ya dejense de hipocresías señores y mejor corrijan los problemas que tienen en su propia casa antes de estar fijandose en los del vecino…con mucho respeto …le envio un cordial saludo y le deseo que este muy bien, feliz y en paz…

    Me gusta

  2. Yo no he visto de la pelicula mas que el trailer, por lo que desconozco el Probo Zarazua ha ido a España a ver la version cinematografica o la consiguio pirata.
    La historia la escriben los que triunfan y es un hecho que la la biblioteca de alejandria fue destruida hasta su cimiento, y el cristianismo era religion oficial del estado romano (ya no imperio) desde 100 años antes.
    La persecucion a los paganos era un revision politica mas que religiosa, y lo vemos hoy en dia cuando se trata de cristianizar al estado mexicano para que tenga “buenos pensamientos, buenas acciones y conciencias alejadas del mal” que hace la iglesia catolica? : POLITICA
    Ahora bendicen a los politicos que “temen a Dios”, y de paso obtienen un beneficio economico, y esto que no sorprenda a nadie, EL PODER POLITICO Y EL PODER ESPIRITUAL SIEMPRE HAN IDO DE LA MANO.
    Asi que relajemonos, el pasado ahi esta, no hay forma de cambiarlo, vivimos y analizemos un presente donde el ESTADO LAICO esta en peligro de desaparecer, pero no importa, aunque los templos esten vacios y las conciencias en el futbol, mientras la jerarquia pueda CONTROLAR Y MANIPULAR a los gobernantes,(VEASE LA APROBACION DE LEYES QUE PENALIZAN EL ABORTO EN CUALQUIER SITUACION, SEA DE VIDA O MUERTE) la toleracia esta de mas, lo importante es tener la sarten por el mango JAvier Tavera Mex D.F. scl_padeli@yahoo.com

    Me gusta

  3. Carta abierta al Sr. Amenábar PDF Imprimir E-Mail
    martes, 06 de octubre de 2009

    Distinguido Sr. Amenábar,

    Aún no se ha estrenado su película “Ágora” en España y ya levanta polémica. Supongo que eso le beneficiará desde el punto de vista comercial pues le da más publicidad. Supongo que con la cantidad de dinero que le ha costado el film (€ 50 millones) le habrá salido una auténtica obra de arte, al menos más le vale que así sea.Amenábar Ágora

    El motivo de mi carta es hacerle caer en la cuenta de una cosa que usted ya sabe pero que no le da importancia: su película va a despertar el odio contra los cristianos en nuestra sociedad de hoy. Usted ofrece una visión sesgada e interesada de las relaciones entre la ciencia y la Iglesia, entre la razón y la fe. Se lo han hecho ver por activa y por pasiva, y usted ha puesto una excusa un poco vaga y ha mirado para otro lado. Sin embargo, dese usted cuenta de la responsabilidad que tiene como artista y como comunicador de ideas y de sentimientos y, como bien sabrá, su última película lo que hace es canalizar cierto odio hacia los cristianos y hacia la Iglesia Católica. La prueba la tiene en los comentarios de las personas que ya han visto, en pase privado, su obra. Se lo recordaba ayer Pablo Motos en su programa El Hormiguero del canal Cuatro de TV: “Las personas que había a mi alrededor dijeron al acabar la película qué hijos de p… son los cristianos”. Efectivamente; esa ha sido y esa será la reacción del público en general. Y usted lo sabe. ¿Es lo que buscaba? ¿Echar carros y carros de estiércol sobre una institución que hoy ayuda a millones de seres humanos a vivir y a disfrutar al máximo de la vida?

    Ya sé que ha respondido a esto en diversas ocasiones (si se lo han preguntado tanto por algo será), y siempre ha dicho que esta película no va contra los cristianos sino contra aquellos que hoy se ponen bombas y matan en nombre de Dios, es decir, contra los fanáticos religiosos. Pues bien, si quería hacer una película contra eso, ¿por qué no la ha hecho sobre eso precisamente? ¿Por qué no ha recreado la atmósfera de Egipto, Irak, Afganistán, Palestina,… de hoy?

    Déjeme acabar esta carta recordándole (o dándole a conocer) que, aparte de los pronunciamientos de Papas anteriores (la encíclica Fides et ratio de Juan Pablo II, por ejemplo) y de grandes teólogos (como santo Tomás de Aquino) el Papa Benedicto XVI se ha pronunciado en gran cantidad de ocasiones en torno a la cuestión de la racionalidad de la fe, y siempre ha afirmado lo mismo: que el cristianismo es una religión netamente racional, anclada en la razón, en el Logos, que es el nombre, no por casualidad, dado a Jesús de Nazaret. Esto lo dijo en Ratisbona y, precisamente, los fanáticos actuales se le tiraron al cuello. ¿Para cuándo una película que refleje la defensa de la razón y de la ciencia por parte de la Iglesia?

    Me gusta

    • Jorge Luis. La película Agora de Amenábar se estrenó en España hace bastante tiempo,e incluso ha sido emitida por televisión en Antena 3. A mí no me gustó, y si, es verdad que presentaba a los cristianos de Alejandría como fanáticos intolerantes, quemadores de libros. Hasta ahí nada nuevo, puesto que todos sabemos los miles de libros que ha quemado la inquisición durante los cientos de años que existió. Y no me negará usted que el conocimiento ilustrado es considerado por la Iglesia como el enemigo a batir.
      Yo respeto su pasión en defensa de lo que cree a pesar de que no comparto sus postulados y creo que las religiones , todas ellas, pretenden manipular y subyugar a los seres humanos que hemos nacido libres. Pero si usted es feliz haciendo lo que le dictan, sin cuestionarselo., no voy a ser yo el que le diga como debe vivir su vida, porque, creo que estará de acuerdo conmigo, la aspiración máxima del ser humano debe ser la consecución de la felicidad y ella se encuentra en metas distintas para cada uno de nosotros. Eso sí, dentro del respeto a las opiniones libres y razonadas de los demás, sin imposiciones. Sin embargo, e ahí el dilema, todas las religiones son impositivas y pretenden convertir a los “paganos” por medio de la fuerza cuando les falla la razón.

      Me gusta

  4. Pues sí, los griegos eran un pueblo sabio y amante del progreso y los cristianos de la Antigüedad eran un grupo de becerros (como los musulmanes y los judíos) contrarios a todo progreso, a la ciencia y al conocimiento, pues la única manera de manipular a la población era manteniéndolos analfabetos. Si nos centramos en el cristianismo, debemos recordar que allá por donde pasaron arrasaron con todo imponiendo su religión a sangre y fuego y que durante siglos mataron en nombre de Dios, amén de todos los científicos a los que llevaron a la hoguera y todas las obras científicas y filosóficas que destruyeron o escondieron porque no les convenía que se divulgaran determinados conocimientos.

    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s